Al comenzar el año 1808 Zaragoza tenía 55.000 habitantes. Al finalizar el segundo sitio, el 21 de febrero de 1809, el mariscal Lannes envió una carta al Estado mayo de Napoleón con un informe estadístico en el que calculaba los supervivientes entre doce y quince mil habitantes.

Defensa del reducto del Pilar de Federico Jiménez Nicanor (Museo de Zaragoza)

Estas cifras, por si solas, nos dan una idea de la heroicidad y sacrificios de todo el pueblo zaragozano que con sus vidas y bienes dio al mundo el gran ejemplo de cómo se lucha por la independencia.

Entre ellos, nuestros predecesores en las Artes Gráficas que son los fusiles y las prensas trabajaron y lucharon hasta el final.

De esa época conocemos las siguientes imprentas, varias de las cuales trabajaron durante los Sitios:

  • Imprenta de Juan Malo
  • Imprenta de Francisco Revilla
  • Imprenta de Medardo Heras
  • Imprenta Luis Cueto
  • Imprenta Miguel Antonio Tolosana
  • Imprenta Real, regentada por Mariano Miedes
  • Imprenta Herederos de la Viuda de Francisco Moreno
  • Imprenta del Hospital de Ntra. Sra. De Gracia.

De sus prensas, al estar sitiada la ciudad, salió una información preferentemente local completándose con noticias del resto de España o del extranjero cuando esto era posible.

Las principales publicaciones que salían a la luz cuando las circunstancias del asedio lo permitían, fueron estas:

GACETA DE ZARAGOZA

Hasta entonces este diario se limitaba a imprimir la de Madrid sin noticia local alguna. Para la provisión de impresor de la ciudad, vacante por la muerte de don Miguel Antonio Tolosana, Palafox nombró a don Mariano Miedes, que ya lo era del cabildo, del Arzobispo y de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País, confiando en don Ignacio Jordán de Asso como la persona idónea para hacerse cargo de la redacción de la «Gaceta» y del «Diario de Zaragoza» con el primordial propósito de mantener alta la moral de los defensores.

Uno de sus primeros textos patrióticos se publicó en la «Gaceta» del día 18 de julio de 1808 donde leemos:

“… la gran obra de nuestra revolución es debida a la bizarría de nuestras matronas que fueron las primeras en arrojarse a los peligros y crear el espíritu público para luchar”.

Agustina de Aragón

Agustina de Aragón por: Augusto Ferrer-Dalmau

Elogios que más adelante serían ampliados en otras Gacetas en las que se ensalzó el valor de mujeres como Agustina Zaragoza, Casta Álvarez, Manuela Sancho, Condesa de Bureta, etc.

Y cerca ya del final del segundo sitio, el día 24 de enero de 1809 la «Gaceta» publica una carta de Palafox contestando al mariscal Lannes, que solicitaba la rendición del ejército que defiende Zaragoza. La respuesta, llena de valentía y patriotismo es la siguiente: “El árbitro de los cien mil habitantes que encierra esta ciudad no es el mariscal Lannes, ni los generales españoles se rinden sin batirse. La conquista de esta ciudad hará mucho honor al señor mariscal si la ganase cuerpo a cuerpo descubierto y col a espada, no con bombas y granadas que sólo aterran a los cobardes. Conozco el sistema de guerra que hace Francia; pero España les enseñará a batirse, y yo con mis soldados sé exactamente las fuerzas que mi sitian, y necesito diez veces más para rendirme. Sobre las mismas ruinas se hará honor a esta ciudad; pero el general de Aragón que la manda, ni conoce el temor, ni se rinde”.

EL DIARIO DE ZARAGOZA

El “Diario de Zaragoza” es el segundo periódico más importante de los sitios y el primer impreso aragonés con aparición diaria.

En 1808, al iniciarse el primer sitio de Zaragoza, al igual que la «Gaceta», toma partido en defensa de los intereses de la patria, en contra del invasor francés.

Más de una vez, según nos cuenta Blasco Ijanzo en su “Historia de la Prensa Zaragozana” tuvo que suspender eventualmente su publicación, según decían las octavillas que eran repartidas con el siguiente texto: “Hoy no se publica el Diario de Zaragoza” porque los redactores e impresores se encuentran en las barricadas defendiendo la ciudad”.

Pero el diario no sólo dio noticias oficiales y sobre el desarrollo de la guerra, sino también publicó relaciones con los nombres de las personas que hicieron donaciones y ofrecimiento de socorro.

Dejó de publicarse con la toma de la ciudad por las tropas francesas.

SEMANARIO PATRIÓTICO

Comenzó su publicación el día 20 de mayo de 1808 en Zaragoza y duró hasta 1809. Entre sus redactores figuró don Pedro María Ric, barón de Valdeolivos, regente de la Audiencia de Aragón.

DIARIO NAPOLEÓNICO

Una de las publicaciones más curiosas de Los Sitios de Zaragoza fue este periódico titulado “Diario napoleónico de hoy martes, aciago para los franceses y domingo feliz para los españoles; primer año de la libertad, de la independencia y dicha española, de la decadencia y desgracia de Bonaparte, del abatimiento de la Francia, y la salvación de Europa, y último de la tiranía napoleónica”.

Solamente se imprimió un número en los talleres de Luis Cueto, a beneficio del Santo Hospicio de Nuestra Señora de Gracia, y como señala en su pie de imprenta: “Con el privilegio de los puños españoles”.

Al parecer sólo se editó este número, que posteriormente sería reimpreso en otras ciudades: Madrid, Valencia, Tarragona, etc.

HOJAS VOLANTES Y NOTICIAS

Aparte de las publicaciones que acabamos de ver, se publicaron también numerosas hojas sueltas y noticias, que daban cuenta del desarrollo de la guerra, como por ejemplo las impresas en 1808, tituladas: “Combate del día 4 de agosto en las calles de Zaragoza” y “Detalle de los sucesos memorables de la ciudad de Zaragoza desde el día 1 al 14 de agosto”.

José Luis Ibargüen del Cura